A la vejez... ¿trabajo?

Por Gabriela Ruiz Bonilla CNN Expansión , 20/09/11

Antes, la vejez era la plenitud de la vida. Ahora la necesidad orilla a los ancianos a buscar trabajo

Blanca Margarita García Hidalgo trabajó durante más de 30 años como secretaria ejecutiva auxiliar contable. A sus 60 años no tiene trabajo y tampoco recibe pensión, porque nunca acumuló antigüedad. Dice que tiene una hija que la apoya un poco económicamente, pero no vive con ella. Vive sola y debe enfrentar todos los gastos que esto conlleva. Tristemente, para una persona de su edad hallar empleo es casi imposible: “No les importa que tengamos más experiencia –se queja–. Con los años me he vuelto más prudente, más tranquila y puedo sacar los problemas adelante más fácilmente”, y añade para convencer a posibles empleadores que el horario no es problema y que está dispuesta a trabajar las horas que sea necesario.

Si los jóvenes enfrentan serias dificultades para conseguir un puesto, las probabilidades de que una persona mayor de 60 años lo halle son mucho menores. Basta abrir una sección de bolsa de trabajo en cualquier periódico para comprobar que la mayor parte de las firmas ponen como requisito ser menor de 40 años. En Estados Unidos tal práctica es ilegal. En México, al contrario, el requisito está dentro de la legalidad –según el abogado laboral Luis Manuel Guaida–. Si bien para evitar esa práctica se trabaja en una nueva iniciativa de ley, ésta no parece llegar al fondo del problema. “El proyecto habla de que no se debe discriminar en razón de género, religión, raza y edad”, afirma el profesi0nista. Admite que en la práctica será difícil aplicarlo porque se tendría que probar que la compañía no empleó a determinada persona por su edad: “Es un asunto delicado debido a que puede coartar la libertad de seleccionar al personal que cada quien necesita.”

(…)