Crecen desempleados voluntarios

Reforma, 05/01/05

Datos del INEGI revelan que de 1.2 millones de desempleados en México, el 36.7 por ciento decidió abandonar su trabajo por insatisfacción laboral.

De los 1.2 millones de desempleados en México, el 37.7 por ciento dejó su empleo por despido o liquidación, sin embargo, el 36.7 por ciento abandonó su puesto de trabajo por insatisfacción laboral, destacan cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

La proporción de la población ocupada que voluntariamente pasa a formar parte del desempleo abierto por insatisfacción, ha crecido en los últimos años y es casi tan importante como los despidos.

En 1994, el 34 por ciento estaba desocupado por insatisfacción y esa proporción llegó a 36.6 por ciento en enero-noviembre de este año.

Incluso en algunos meses del año pasado, llegó a rebasar a los despidos como principal causa del desempleo.

“Hay varias razones para que se dé este fenómeno, pero sobresalen dos principalmente: la primera es que el empleado abandone la empresa porque no está respondiendo a las exigencias que se le están pidiendo; la segunda, es que las condiciones laborales ciertamente no le son del todo favorables”, aseguró Alberto Núñez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Advirtió que al margen de la recuperación del empleo que se viene registrando desde principios del 2004, estos deben ir acompañados de una mejor calidad, donde las remuneración sean más justas y la capacitación sea una constante.

“La insatisfacción laboral se abate con capacitación y mejores remuneraciones, y también con una actitud propositiva hacia el trabajo”, afirmó Núñez.

Economistas de la firma Consultores Internacionales destacaron que el 36.7 por ciento de personas que abandonaron su fuente de trabajo es un reflejo de la precarización del empleo en el País.

“Aun falta abatir los trabajos con salarios bajos y jornadas extenuantes…son condiciones que no le convienen a la población por eso muchos optan por el camino de la informalidad”, destacaron.

Luis Manuel Guaida, presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio, advirtió que es ‘irónico’ que en México, con graves problemas de desempleo en los últimos años, el 36.7 por ciento de los desocupados decidan dejar su empleo por razones de insatisfacción laboral.

“Es irónico, por un lado hay un problema de desempleo en México, es decir, no hay la suficiente oferta que satisfaga la demanda, y por otro, se abandona un puesto de trabajo por insatisfacción laboral…en las actuales condiciones, más vale tener un trabajo que no tenerlo”.

También es cierto, dijo el abogado laboral, que la insatisfacción laboral es el resultado de que los empleos no logran adquirir la calidad que requieren para que el personal se sienta a gusto, algo que debe abatirse con mejores sueldos y mayor capacitación.