Critican legislación a favor de mujeres

Reforma, 05/06/07

La nueva Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia, aprobada a principio de año, contiene un capítulo dedicado a evitar la discriminación laboral contra las mujeres que más bien parece un conjunto de buenos deseos, coincidieron abogados laborales.

Aunque esto ha significado un avance, no es más que un conjunto de buenos deseos administrativos a la cual le hacen falta ‘dientes’, pues carece de sanciones y sirve de poco al entablar un juicio laboral, precisaron los especialistas.

Néstor de Buen, abogado laboral aseguró que esta legislación puede tener la mejor de las intenciones, pero no sirve en el momento de una demanda laboral por alguna causa de abuso contra la mujer, el juicio se sustenta con los argumentos de la Ley Federal del Trabajo.

Según el nuevo ordenamiento, está prohibido todo tipo de discriminación laboral por condiciones de género. Así, no se podría negar algún puesto o promoción a una persona por ser mujer.

Además, se destaca que violencia laboral es también la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, las intimidaciones, las humillaciones y la explotación.

En la ley mencionada se define el hostigamiento sexual como el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de a víctima frente al agresor en el ámbito laboral. Añade que ésta se puede expresar en conductas verbales, físicas o ambas.

Para Luis Manuel Guaida, asesor de la Cámara Americana de Comercio, la ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia tiene algunos elementos que pueden ser utilizados en una demanda en el ámbito laboral, sin embargo, dijo, queda limitada porque no tiene sanciones ante los atropellos que puedan cometerse en los que la propia ley señala.

“Se puede decir que es una ley sin dientes, porque le falta el cómo se castiga a quien cometa una serie de abusos contra la mujer”, afirmó.

Guaida explicó que el hostigamiento sexual en los centros de trabajo no se encuentra descrito en la Ley Federal del Trabajo.

(...)