Cuesta a Sicartsa paro dls. 3 millones

Por Moisés Ramírez y Arturo Rivero Reforma , 02/08/05

La empresa Sicartsa, principal productora de varilla y alambrón en México y subsidiaria del corporativo mexicano Villacero, sufre desde ayer una huelga que le está costando unos 3 millones de dólares por día, informaron directivos de la compañía.

Ignacio Treviño Camelo, director de Administración y Finanzas de Villacero, refirió que desde hace seis semanas venían negociando con el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros para evitar la huelga, que finalmente estalló ayer lunes a las cero horas.

“La empresa hizo todo el esfuerzo para no llegar a la huelga que ahora nos lleva a dejar de producir diariamente 5 mil toneladas de acero líquido, equivalentes a 3 millones de dólares”, expresó.

Destacó que además del impacto económico, el conflicto daña la imagen de México.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, decidió estallar la huelga en Sicartsa, ubicada en Michoacán.

El líder del Sindicato dijo que la huelga obedeció a violaciones del Contrato Colectivo de Trabajo.

Entre los quebrantamientos al contrato destacan la inseguridad en los camiones de transporte de personal, el no otorgamiento de categoría a 15 operadores de minas de operación y la falta de capacitación a los operadores de mina.

Gómez Urrutia aseguró que también han incumplido en la reinstalación de siete trabajadores despedidos injustificadamente.

Demandó la sindicalización de los trabajadores del nuevo centro en Nuevo León, y la entrega de resultados de los exámenes médicos.

Sicartsa genera en promedio 130 mil toneladas de acero al mes y emplea a 15 mil trabajadores.

Luis Manuel Guaida, abogado laboral y representante legal de la empresa, calificó la huelga de inexistente y lamentó la actitud del sindicato.

El punto más polémico de este conflicto es la solicitud del gremio de afiliar a los trabajadores de las nuevas instalaciones, ya que la empresa considera que no es posible pues sólo es un punto de distribución.

(...)