Cuidado con las huelgas a domicilio

Reforma, 29/04/08

Si estás a punto de remodelar tu baño, tal vez la cocina o alguna zona de tu casa, cuidado, porque te podrían emplazar a huelga si utilizas algún trabajador.

Por increíble que parezca, así le ocurrió a Juan. “Decidí hacer cambios al baño de la casa. Le pedí a mi ‘maestro’ y su ayudante que hicieran el trabajo.

“Mientras sacaban el cascajo y metían el nuevo material a mi domicilio, me cayó un sindicato de la Confederación de Trabajadores de México de la construcción y me emplazó a huelga. La firma de un contrato colectivo me costo mil 500 pesos, solamente así evité el estallamiento. Antes de retirarse, colocaron su placa de la CTM a la entrada de mi casa”, contó.

Estas son prácticas de corrupción sindical que no se castigan en la Ley Federal del Trabajo, ni en la actual, ni en la que se propone modificar, aseguró Jorge de Regil, abogado laboral de la firma Baker & McKenzie.

La Ley sí sanciona económicamente al patrón, pero a los sindicatos que hacen este tipo de atropellos, por qué no, cuestionó de Regil.

La propuesta de reforma laboral, de la cual REFORMA tiene copia, no castiga a los sindicatos que cometen este tipo de atropellos, solamente plantea que ante un emplazamiento, el sindicato deberá comprobar que los trabajadores que dice representar laboran realmente con el patrón al que le piden la firma del contrato colectivo.

Luis Manuel Guaida, asesor laboral de la Cámara Americana de Comercio, dijo que este tipo de practicas son inadmisibles y ocurren porque en la legislación actual no se le exige a un sindicato comprobar la afiliación de quienes dice representar.

“Es parte de los vacíos de la actual legislación laboral, cualquier sindicato puede emplazar a huelga sin estar obligado a comprobar la representatividad que dice ostentar, lo que provoca este tipo de absurdos”, comentó.
(…)