Exigen abrir los sindicatos

Reforma, 09/10/07

El grupo parlamentario del PAN en el Senado presentó ayer una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo que pretende obligar a los sindicatos a transparentar el manejo de sus bienes y hasta los procesos de elección internos.

En medio de los escándalos de corrupción de distintas organizaciones gremiales, la propuesta de reforma establece que entre los derechos de los afiliados estará el de conocer el uso que los dirigentes dan al patrimonio de cada organización laboral.

El proyecto incluso establece sanciones al sindicato, federación o confederación que viole las disposiciones producto de la reforma.

Los castigos propuestos van de tres a 155 veces el salario mínimo a la organización laboral que, sin causa justificada, violente el derecho a la información de sus agremiados y niegue u oculte información a los ciudadanos que la hayan solicitado por escrito.

La multa se eleva desde 100 hasta mil salarios mínimos, cuando la información sea ocultada o negada a la Secretaría del Trabajo o a la Junta Local de Conciliación de Trabajo.

Los cambios al marco legal, impulsados por el senador Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, pretenden asegurar el derecho de votar y ser votado en los procesos de elección interna.

(...)

La iniciativa panista fue turnada a Comisiones para estudiarla y dictaminarla. Prevén resistencia De ser aprobada, la iniciativa del PAN para transparentar el manejo de recursos y procesos internos de los sindicatos podría propiciar amparos por parte de los gremios, argumentando que es un acto de intromisión, señalaron expertos. Sin embargo, descartaron que las modificaciones violen algún tratado internacional, como los que se tienen con la Organización Internacional del Trabajo. Arturo Alcalde, abogado laboral, señaló que muchos líderes no están dispuestos a perder sus cotos de poder y harán lo necesario para boicotear la iniciativa. Luis Manuel Guaida, asesor laboral de la Cámara Americana de Comercio, indicó que la iniciativa busca la democratización sindical, como se realiza en otros países, aunque no descartó la promoción de amparos. Con información de Arturo Rivero