Ignora EU a 'cerebros' mexicanos

Por Arturo Rivero Reforma , 27/07/05

Un inmigrante mexicano con licenciatura tiene 36 por ciento de probabilidades de hallar un trabajo calificado, científico o profesional en EU, mientras para un brasileño son de 57 por ciento; para un ruso, 61 por ciento, y para un chino, hasta 77 por ciento, revela un estudio del Banco Mundial.

El análisis “¿Cerebros desperdiciados? Inmigrantes con educación en el mercado laboral de EU”, de abril, revela que los mexicanos con estudios tienen pocas oportunidades en ese país en comparación con otros inmigrantes.

Con información para 130 países y basado en el análisis del mercado laboral de EU para las décadas de los ochenta y noventa, el estudio concluye que el peor escenario es para los inmigrantes procedentes de México, Centroamérica y los países del Medio Oriente.

Destaca que, a nivel bachillerato, la probabilidad de un mexicano para ser empleado es 24 por ciento; para un cubano, 27 por ciento; para un brasileño, 42 por ciento; para un chino, 55 por ciento, y para un indio, 69 por ciento.

El documento confirma que las mejores oportunidades son para inmigrantes de países occidentales.

Por ejemplo, un ciudadano de Reino Unido que llegue a EU con el equivalente al bachillerato, tiene 67 por ciento de probabilidad de hallar un empleo calificado, y con educación profesional su oportunidad sube a 89 por ciento.

Luis Lozano, economista y catedrático del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, comentó que el fenómeno es un reflejo de la baja calidad de la educación en México.

Luis Manuel Guaida, presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio, consideró que la enseñanza de los mexicanos es obsoleta y eso afecta sus salarios e influye en los empleos que les ofrece el mercado.

“Como nos ven, nos tratan; como nos perciben, nos ofrecen, y en el exterior México tiene una imagen de un país donde la educación es de mala calidad y con retrasos en sus contenidos.

“Llama la atención que Cuba e India, naciones con altos índices de pobres, estén por arriba de México, aunque es conocido que su educación es de mayor nivel que la nuestra”, dijo.

Guaida aseveró que hay una relación directa entre la educación y la oferta de empleo, y mientras no haya una reforma educativa a fondo, las condiciones laborales no mejorarán.