Pierde Sicartsa dls. 66 millones

Por Arturo Rivero Reforma , 23/08/05

Advierten está en riesgo la viabilidad de la planta y podría cerrar en forma definitiva si no hay acuerdo

Al cumplirse 22 días de la huelga en la siderúrgica Lázaro Cárdenas, Las truchas (Sicartsa) las pérdidas económicas ascienden ya a 66 millones de dólares, situación que pone en riesgo la viabilidad de la planta pues podría cerrar en definitiva, aseguró Sergio Villarreal, director general de operaciones de la empresa.

“La siderúrgica podría dejar de ser viable si el sindicato minero mantiene la posición de trabar las negociaciones y propuestas que son inaceptables, como el querer un contrato colectivo en el que no tiene injerencia”, dijo.

La actual huelga pone también en riesgo empleos pues se podrían perder 10 mil directos e indirectos que dependen de la planta.

Villarreal destacó que el complejo siderúrgico tiene capacidad para producir 2 millones 350 mil toneladas de acero líquido al año, pero al cierre de 2005 difícilmente alcanzará un millón 300 mil toneladas.

El directivo instó a la dirigencia sindical a reiniciar operaciones a la brevedad, sobre bases sólidas, es decir, con acuerdos permanentes que aseguren que Sicartsa no sufrirá más paros ilegales e interferencias injustificadas en sus operaciones y tareas administrativas.

Por otra parte, el representante legal de Sicartsa, Luis Manuel Guaida, comentó que tanto la Juez Tercero como el Juez Segundo de Distrito habían otorgado la suspensión, pero el único efecto de esa suspensión fue que los trabajadores que no deseen regresar a trabajar en este momento, no serán despedidos automáticamente.

Guaida consideró que las resoluciones no le afectan a Sicartsa, por dos razones, la primera y más importante, porque no desean despedir a ningún trabajador, y por ello, nunca combatieron esta parte de la resolución; y la segunda, porque los acuerdos de ambos jueces de Distrito establecen que Sicartsa puede reiniciar sus labores con aquellos trabajadores que sí deseen hacerlo, que ya son muchos.

(...)