Tienen huelgas 'manga ancha'

Por Arturo Rivero Reforma , 23/11/06

En México, es un derecho sin límite. En otros países de AL no se toleran los paros en sectores estratégicos, como se permiten aquí

Mientras que en países de América Latina hay limitaciones legales para ejercer una huelga, en México puede estallar en cualquier empresa privada y del sector público sin ninguna restricción.

La huelga es reconocida en la Constitución como un derecho colectivo, pero no existe en el País ninguna limitante para su ejecución, ni tampoco la inspección por parte del tribunal laboral sobre la autenticidad o no del emplazamiento, coincidieron especialistas y abogados laborales.

En México primero se cierra la empresa y luego se averigua si el paro es legal o no, aseguró Luis Manuel Guaida, presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio.

Además, dijo, hay sectores estratégicos donde existe la posibilidad de establecer una huelga, mientras que en otros países, se prohíbe esa posibilidad.

En una consulta de REFORMA a diferentes legislaciones laborales de distintos países se detectó que en Chile, Argentina, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana hay limitaciones para ejercer este derecho.

En Chile se prohíbe la huelga en empresas o corporaciones que atiendan servicios de utilidad pública, o cuya paralización cause grave daño a la salud y economía.

En Colombia, Costa Rica y Ecuador no se autoriza el estallamiento de una huelga en servicios públicos relacionados con la salud, educación, justicia, energía eléctrica, agua potable, transporte y telecomunicaciones, por considerarse estratégicos.

En cambio aquí el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, las líneas aéreas y Petróleos Mexicanos, todos de vital importancia para la operación del País, pueden irse a huelga.

Guaida aseguró que la huelga es un derecho ganado por los trabajadores y garantizado por la Constitución Política y la Ley Federal del Trabajo, sin embargo, muchos sindicatos le dan un uso indebido para ganar cotos de poder u obtener beneficios particulares.

El abogado laboral lamentó que no exista una especie de arbitraje obligatorio que valide o no el emplazamiento a huelga.

Octavio Carvajal, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), coincidió con Guaida en que la huelga es un derecho de los trabajadores para hacer respetar sus conquistas laborales, pero este instrumento de lucha en muchos casos es utilizado con fines políticos y económicos por parte de sindicatos ‘pirata’ que se dedican a hacer negocio a costa de los demás.

(...)

Así lo dijo

“Una huelga puede durar indefinidamente, lo que puede colocar a empresas en riesgo de quiebra en algunos casos y, en otros, causar un caos en áreas estratégicas en México”.

Luis Manuel Guaida
Presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio