Manejo de crisis

La mejor planeación no puede evitar completamente los problemas ni los litigios. En algunos casos, los mejores esfuerzos en las empresas pueden ser insuficientes para evitar los problemas. Una empresa puede heredar algún problema laboral complejo, ser víctima de un trabajador, sufrir el activismo de un sindicato sin escrúpulos o enfrentar severas condiciones económicas adversas.

Dentro de un contexto de negociación, hay ocasiones en que es necesario enfrentar un conflicto laboral, si la administración de la empresa considera esencial conservar sus prerrogativas fundamentales o mantener un equilibrio entre sus costos de operación y sus costos laborales.

En otras ocasiones, las variaciones estacionales de los mercados pueden llevar a un empleador a tener que evitar un paro laboral o huelga, que podría tener efectos desastrosos. Cualquiera que sea el origen y motivo de una huelga, proporcionamos apoyo y dirección para enfrentarla, controlarla y resolverla.