Exigen corregir excesos

Por Arturo Rivero Reforma , 13/08/04

Las prestaciones a los trabajadores petroleros es un acto política y socialmente inmoral que debe ser corregido si el Gobierno quiere ser coherente en sus acciones y si de verdad pretende ordenar las “canonjías” prevalecientes en las empresas paraestatales, coindicieron abogados laborales y líderes sindicales.

Hugo Italo, doctor en derecho laboral, aseguró que la autoridad debe ser coherente en sus decisiones y no permitir estas “canonjías”.

Advirtió que no puede poner orden en un lado (Seguro Social) y hacerse de la vista “gorda” en Pemex.

”(Las prestaciones a trabajadores petroleros) es una acción absurda, política y socialmente es inmoral, no puede ser que te les avientes con todo a los trabajadores del Seguro Social y permitas esto…jurídicamente es legal, porque está dentro del contrato colectivo.

“Pero eso no quita la responsabilidad del Gobierno que aceptaron estas prebendas cuando se negocio el contrato colectivo con los trabajadores de Pemex, se debe negociar para corregirlo, no debe haber exclusión”, dijo.

Petróleos Mexicanos (Pemex) se comprometió a entregar 7 mil 781 millones de pesos al sindicato petrolero durante los próximos dos años para comprar terrenos para vivienda, campos deportivos, realizar festejos y sufragar servicios médicos, entre otras prestaciones.

Enrique Aguilar, líder sindical de los trabajadores bancarios, dijo que es el momento de corregir excesos que se dan en materia de prestaciones dentro de las empresas paraestatales, ya que éstas que son de “lujo” ponen en riesgo las finanzas públicas del Gobierno.

“Deben analizarse estos excesos, es mucho dinero (8 mil millones de pesos para el sindicato petrolero), es un dinero que puede ser canalizado para otros fines más sociales, y no unos cuantos”, sentenció.

Por su parte, Luis Manuel Guaida, abogado laboral y presidente de la Comisión Laboral y Capital Humano de la Cámara Americana de Comercio, coincidió en que los sindicatos de las empresas paraestatales deben ser conscientes de que algunas prestaciones que tienen deben ser adecuadas a la nueva realidad social y económica del País.