Halla 33% empleo en nueve semanas

Por Arturo Rivero Reforma , 04/01/05

Tres de cada 10 personas que buscaron empleo en México en el 2004 tardaron más de 9 semanas en promedio para encontrarlo, según cifras del INEGI.

Tres de cada 10 personas que buscaron empleo en el país el año pasado tardaron más de nueve semanas en promedio para encontrarlo, y el porcentaje de desocupados que invirtieron ese lapso para hallar trabajo varió en función de la ciudad, de acuerdo con cifras del INEGI.

En la ciudad de Oaxaca, por ejemplo, al 62.9 por ciento de los desocupados les llevó más de 9 semanas encontrar empleo, y en Aguascalientes el porcentaje fue de 56.5 por ciento.

En Saltillo 56.2 por ciento de los desempleados tardaron más de nueve semanas en hallar trabajo, y en Chihuahua 5 de cada 10 debieron esperar ese tiempo para entrar a una actividad remunerada.

En el Distrito Federal 38.9 por ciento de los desempleados tardaron ese lapso en obtener un empleo, establece el INEGI.

“Hay una mala detección de las vocaciones laborales en México, En Oaxaca (donde) sus riquezas históricas dan para crear negocios de corte religioso o gastronómico, pero no hay visión para eso”, aseguró Juan Manuel Gordillo, economista de la firma Consultores Internacionales.

Por otro lado, en Guadalajara, 19.9 por ciento de los desempleados tardaron más de nueve semanas en hallar ocupación remunerada, y en Monterrey, 16.4 de los desempleados, todos durante el último año, destaca el INEGI.

Esto se debe, según los analistas, a características específicas de los mercados laborales regionales y a la ausencia de programas específicos.

Luis Manuel Guaida, presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio, aseguró que el tiempo que tarda un desocupado en obtener un empleo tiene diversas lecturas, entre ellas que en algunos estados hay menor oferta de trabajo o que la calidad de éstos no es la óptima.

“Cuando la calidad del empleo no es la óptima la gente analiza y prefiere no tomar ese trabajo, esa es una de las razones por las que los desempleados tardan más tiempo encontrar un puesto a su gusto; la otra es que no hay la suficiente oferta de empleo para satisfacer la demanda…”, dijo.

Juan Manuel Gordillo consideró necesario que el Gobierno, junto con las empresas, diseñen proyectos productivos basados en las características de cada región, para establecer establecer negocios que brinden rentabilidad y generación de empleos.

Guaida consideró que en muchas ocasiones, cuando la gente está en busca de empleo, no adopta una actitud decidida para lograrlo.

Ambos especialistas coincidieron en que en los últimos años el desempleo en México ha afectado más a unos estados que a otros, porque no todas las entidades cuentan con la infraestructura para generar los empleos básicos en tiempos de crisis.