Pagan de lujo horas extras

Por Arturo Rivero Reforma , 07/11/05

Señalan expertos que esta prestación castiga al empleador más que beneficiar al trabajador

El pago por tiempo extra en México es el más bondadoso de América Latina, según un estudio de Baker & Mc Kenzie, lo cual repercute de manera negativa en la competitividad.

Después de la jornada de trabajo de 48 horas a la semana, el pago por las primeras nueve horas laboradas sobre ese rango es del doble de la hora normal, y las que excedan ese límite se pagan al triple, más 25 por ciento en domingos.

En Argentina y Brasil, el pago extra de lunes a viernes es superior 50 por ciento a la hora normal y 100 por ciento los fines de semana.

En Chile se paga un extra de 50 por ciento por horas laboradas después de la jornada normal, que es de 44 horas a la semana.

En Colombia es aún menor. Entre semana se paga extra el 25 por ciento; 75 por ciento, en fines de semana, y 7 por ciento, en horario nocturno.

Para los trabajadores y empleadores de Venezuela, es de 50 por ciento, y el tiempo extra no puede exceder 10 horas por semana y 100 horas por año.

Analistas del sector coinciden que en México las horas extras son una sanción al empleador, más que un beneficio para el trabajador.

Luis Manuel Guaida, presidente de la Comisión Laboral de la Cámara Americana de Comercio, aseguró que los altos gastos por horas extras elevan los costos laborales, lo cual tiene un impacto directo en la competitividad.

“El problema no es el pago de la hora extra, es un derecho que tiene el trabajador; el verdadero dilema es que muchos empleados hacen plan con maña, particularmente en el sector servicios, donde con toda intencionalidad se busca laborar más allá de la jornada laboral para tener acceso al pago extra”, dijo.

Y es que las horas extras pueden jugar un papel importante en los costos, dado que México se ubica entre los países “más trabajadores”.

(...)