Pierden empleo más de 105 mil

Reforma, 08/02/09

En enero se perdieron 105 mil 15 empleos formales, el peor resultado para un mes similar desde 1995, según estadísticas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Con ello, entre noviembre de 2008 y enero, la economía mexicana ha perdido 491 mil plazas formales, nivel no observado desde hace 13 años.

Los datos están basados en la evolución del número de trabajadores permanentes y eventuales urbanos reportados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Durante el primer mes de 2009, se unieron a las filas de desempleo 143 mil 813 trabajadores que tenían una plaza permanente, situación que no fue compensada por la contratación neta de 38 mil 798 eventuales.

Uno de los sectores más afectados fue la industria manufacturera, en la que se recortaron 38 mil 664 trabajadores en enero.

Sin embargo, la situación del sector comercio fue peor, pues expulsó a 67 mil personas.

Con estos resultados, en 2009 se podrían cumplir los peores pronósticos de las autoridades.

(…)

Para Luis Manuel Guaida, asesor laboral de la Cámara Americana de Comercio, la única manera de aminorar la caída del empleo es a través de una reforma laboral que dé un mayor margen de maniobra a las empresas.

Los datos de la STPS reflejan que el impacto de la crisis es generalizado.

Hasta octubre, cuando apenas comenzaban a darse los primeros efectos sobre la economía mexicana, sólo siete entidades reportaron una reducción en el empleo formal, pero en enero se disparó a 29.

El Distrito Federal es el más afectado, con 25 mil puestos perdidos en enero, seguido de Nuevo León con 15 mil plazas menos.

Y la mala racha continuará.

“Nuestras perspectivas actuales para el 2009 son que lo ocurrido en el cuarto trimestre se repetirá en cierta forma en el primer semestre, para mejorar paulatinamente hasta la segunda parte del año”, previó Banamex en un análisis económico.

“Dado que estimamos que la economía en Estados Unidos profundice su recesión y caiga 2.3 por ciento en el primer trimestre, la peor caída de la posguerra, anticipamos un descenso del PIB de México de uno por ciento (para el mismo periodo)”, anotó.